CONTACTO
Maquillaje no comedogénico: el mejor truco contra el acné

23.10.2019 | Tendencias del sector químico

Maquillaje no comedogénico: el mejor truco contra el acné

Si tienes la piel con acné o con tendencia acnéica, seguro que pasas más tiempo del que te gustaría buscando una base de maquillaje que no agrave el problema. Y es que este tipo de piel es muy delicado y basta con utilizar un producto inadecuado para que salgan más espinillas y puntos negros. Pero, ¡no te preocupes! No tienes porqué renunciar a maquillarte, ya que hay un tipo de cosméticos que van genial tanto a la piel grasa o mixta como a la piel con acné. Se trata del maquillaje no comedogénico, diseñado exclusivamente para este tipo de pieles.

Sin embargo, es importante destacar que el hecho de que el maquillaje no comedogénico ayude a que los poros no se obstruyan no significa que cure el acné. Si buscas un medicamento o un tratamiento, siempre debes consultarlo con un dermatólogo.

¿Qué es no comedogénico?

El término no comedogénico viene de “comedones“, popularmente conocidos como espinillas (comedones cerrados) o puntos negros (comedones abiertos). Los comedones son folículos que se obstruyen debido a una producción excesiva de queratina. A continuación, el sebo se acumula en las glándulas sebáceas obturadas y la pared del folículo se engrosa. La acumulación de sebo crea un ambiente idóneo para el desarrollo de bacterias, lo cual aumenta la inflamación y da lugar a las pápulas y pústulas típicas del acné.

El maquillaje no comedogénico es el que no lleva ingredientes que obstruyan los poros. Por eso es el más recomendable para las pieles con acné o tendencia acnéica, ya que, como hemos explicado, el bloqueo de los poros facilita la aparición de granitos. Para que un producto cosmético esté etiquetado como “no comedogénico” debe haber sido clínicamente testado, por lo que puedes utilizarlo con tranquilidad.

Además, hay bases de maquillaje no comedogénico que incluyen productos queratolíticos (exfoliantes) y, de este modo, ayudan a combatir el acné impidiendo la creación de bacterias.

¿Es lo mismo maquillaje oil free que comedogénico?

Efectivamente, que una base de maquillaje sea oil free no significa que sea no comedogénica, y viceversa. Mientras que “oil free” significa simplemente que el producto no contiene aceites, la etiqueta “no comedogénico” te asegura que ese maquillaje ha pasado las pruebas correspondientes y ha demostrado que no produce espinillas ni puntos negros. Por eso, si tu piel es propensa a estos problemas, siempre es mejor ir a lo seguro y escoger un maquillaje que esté catalogado como “no comedogénico”.

Lo que sí que es cierto es que una base oil free es más ligera y transpirable que el maquillaje convencional y deja la piel con un aspecto limpio y mate. Por lo tanto, todavía será mejor para tu piel si utilizas un maquillaje oil free no comedogénico. Además, muchas de sus fórmulas llevan activos que, con un uso regular, mejoran el estado del cutis. Por eso lee siempre la lista de ingredientes y asegúrate de que contiene materias primas para el cuidado de la piel específicas para los casos de acné, como ingredientes con acción bacteriostática, y de que estos han sido desarrollados por profesionales en los que confíes.

¿Debo utilizar maquillaje oil free no comedogénico?

No necesariamente tienes que utilizar maquillaje oil free y comedogénico. Sin embargo, es una buena opción si tu piel tiene imperfecciones, como acné, puntos negros, manchas o poros dilatados. Sobre todo, si sueles llevar maquillaje durante muchas horas.

Si este es tu caso, lo más recomendable es que busques una base de maquillaje sin aceite, a base de agua y no grasa. Estas funcionan mejor con la piel grasa y son muy resistentes a la descomposición de los aceites de la propia piel.

Algunos consejos para cuidar la piel con acné

Para que el maquillaje no comedogénico haga un mejor efecto en la piel, es recomendable aplicar la base con las manos y evitar accesorios de maquillaje como brochas o esponjas, ya que son propensas al cultivo de bacterias.

También es importante limpiar la cara diariamente, sobre todo antes de ir a dormir. De este modo, eliminamos correctamente todos los residuos de maquillaje y suciedad del medio ambiente que quedan impregnados en la piel.

Además de ser no comedogénico, es recomendable que el maquillaje que utilices no altere el pH de tu piel y lleve pocos principios activos, ya que las pieles acnéicas son bastante sensibles.

Por último, no olvides que es muy importante proteger la piel del sol durante todo el año, especialmente la del rostro, y todavía más en el caso de que tengas acné. En la piel acnéica aparecen con más facilidad manchas y cicatrices, por lo que asegúrate de que tu maquillaje no comedogénico tenga un factor de protección solar adecuado para tu piel. Los protectores minerales serán tu mejor aliado porque no alterarán la piel y captarán el sebo producido por la glándula sebácea.