CONTACTO
¿Qué es el uranio? Usos, propiedades y curiosidades sobre este elemento químico

25.08.2021 | Química y lifestyle

¿Qué es el uranio? Usos, propiedades y curiosidades sobre este elemento químico

Alrededor del uranio se extiende una amplia mitología y no es para menos, ya que es uno de los elementos químicos más sorprendentes, con tanto poder destructor como vital. Al fin y al cabo, es el elemento que abrió el camino de las destructivas bombas atómicas y de catastróficos accidentes nucleares pero también ha sido una fuente de energía decisiva en la evolución de la Tierra y hoy nos proporciona gran parte de la electricidad que utilizamos. En este artículo te explicaremos qué es el uranio y para qué sirve y te contaremos algunas de las curiosidades más asombrosas sobre este elemento químico.

Propiedades físicas y químicas del uranio

Encontrarás el uranio en la tabla periódica en el grupo de los actínidos, con el símbolo “U” y con un número atómico de 92. Con sus 92 protones, se trata del elemento químico con mayor peso atómico que podemos encontrar en la naturaleza.

El uranio es un metal de color gris, aunque es difícil encontrarlo en la naturaleza en esta forma, ya que normalmente se presenta formando compuestos con otros elementos químicos. Como es habitual en los metales, el uranio se caracteriza por su alta ductilidad y maleabilidad, aunque es un mal conductor de la electricidad.

La propiedad más conocida del uranio es su radioactividad. Los elementos radiactivos son aquellos cuyo núcleo es inestable, por lo que se desintegra fácilmente y, como resultado, emiten energía. Durante este proceso se transforman en otros elementos, buscando siempre el estado más estable de su núcleo.

No obstante, una de las propiedades más llamativas, y poco conocidas, del uranio es su alta densidad. ¿Sabías que un litro de uranio pesa 19,1 kilos? Este dato nos parece asombroso, sobre todo cuando lo comparamos con el hidrógeno, el elemento más ligero, un litro del cual pesaría únicamente 70 gramos.

¿Para qué sirve el uranio? Usos y aplicaciones

Además de por su radiactividad natural, el núcleo del átomo de uranio se puede descomponer de forma intencionada al bombardearlo con otras partículas subatómicas. Como consecuencia, se liberan grandes cantidades de energía.

Este proceso conocido como fisión nuclear fue descubierto por el químico alemán Otto Hahn y la física austro-sueca Lise Meitner en 1938, cuando el mundo se encontraba a las puertas de la II Guerra Mundial. En ese momento solo se pensó en la capacidad destructora del uranio y se crearon bombas devastadoras, basadas en una reacción nuclear en cadena provocada por la fisión del uranio.

No fue hasta la década de 1950 que la investigación sobre el uranio miró hacia las posibilidades constructivas de este elemento químico. Los científicos investigaron la energía nuclear, descubriendo el potencial del uranio como combustible para los reactores, que hoy producen el 17 % de la electricidad de todo el mundo.

¿Cómo se produce combustible a partir del uranio?

Las rocas que contienen la suficiente cantidad de uranio se trasladan a una planta química, donde se someten a una serie de procesos fisicoquímicos en los que se aumenta la proporción del uranio que puede usarse como combustible (el isótopo fisionable 235U). Este se conoce como uranio enriquecido y es el más radiactivo.

Aunque el principal uso del uranio es como fuente de energía, este elemento también tiene otras aplicaciones en diversos sectores, como la industria y la medicina. Además, la existencia de uranio de forma natural ayuda a los científicos a datar los minerales y combustibles fósiles como el petróleo, así como a estimar la edad de la Tierra.

5 cosas que no sabías sobre el uranio

Ahora que ya sabes qué es el uranio y sus usos más habituales, es hora de que conozcas algunas curiosidades sobre este elemento químico tan llamativo.

  • Su historia es más larga de lo que crees

Incluso antes de saber qué era el uranio o conocer siquiera los elementos químicos, el óxido de uranio ya se utilizaba. Se han descubierto vidrios del año 79 a.C. que fueron teñidos con este material y presentan una tonalidad amarillenta verdosa que brilla bajo la luz ultravioleta.

En la actualidad este tipo de vidrio solo se usa de forma ornamental. Aunque solo contenga un 2 % de uranio y este esté atrapado en la estructura vítrea, no es recomendable utilizarlo para envasar comida o bebida.

  • El uranio en el interior de la Tierra

Como habíamos comentado más arriba, el uranio es extremadamente denso. Debido a esta propiedad, hay más uranio en el interior de la Tierra que en sus capas más superficiales. El motivo es que durante la formación de la Tierra, los elementos más pesados se hundieron poco a poco hacia el centro del planeta debido a la gravedad.

  • Su nombre hace honor a un planeta

El químico alemán Martin Heinrich Klaproth descubrió el uranio en 1789, ocho años después de que el astrónomo inglés William Herschel localizara el planeta Urano. En honor a este descubrimiento, Klaproth nombró al recién conocido elemento químico uranio.

  • Tan peligroso como necesario

Los elementos radioactivos como el uranio son peligrosos para la salud porque producen alteraciones en las células. Sin embargo, precisamente esa radiación es una de las razones más importantes de que la Tierra haya llegado a ser habitable, ya que la radiación también genera calor.

Se cree que la desintegración del uranio presente en la Tierra, junto con otros elementos radiactivos, es una de las principales fuentes del calor que hay en el interior de nuestro planeta. Este calor también permite que exista una capa de metal fundido alrededor del núcleo terrestre, gracias a la cual nuestro planeta cuenta con un campo magnético que protege la atmósfera de las radiaciones cósmicas.

  • Reactores nucleares prehistóricos

Hace miles de millones de años existía en la naturaleza una mayor cantidad de uranio enriquecido, 235U. Este isótopo se desintegra con mayor rapidez que el resto de los isótopos del uranio, por lo que su proporción ha ido reduciéndose a lo largo de los años. Como consecuencia de la desintegración del 235U, antiguamente se producía radiación de forma natural en yacimientos de uranio, que podrían considerarse reactores nucleares naturales.

En conclusión, el uranio es un elemento químico poco conocido, que esconde más peculiaridades de las que podemos advertir a simple vista. Aunque puede utilizarse con fines destructores, también ha hecho posible la vida en la Tierra. En esos casos nos queda preguntarnos si el malo de la película es el elemento químico o las manos que lo convierten en un arma.

Suscríbete para recibir todas las novedades de ZS España

Suscríbete a nuestra newsletter y sé el/la primero/a en enterarte de todas nuestras novedades.

Marketing por