CONTACTO
Nuevas variantes del coronavirus: ¿cómo influye la química?

19.04.2021 | Desmintiendo mitos

Nuevas variantes del coronavirus: ¿cómo influye la química?

A menudo aparece en los medios de comunicación la noticia de una nueva variante del coronavirus. Sin embargo, este hecho por sí mismo no tiene gran relevancia ya que las mutaciones forman parte de la propia idiosincrasia de los virus, que están cambiando constantemente.

Actualmente hay miles de variantes del coronavirus pero la mayoría presentan diferencias tan insignificantes que no tienen mayor interés. Entonces, ¿por qué se habla tanto de la variante británica, la brasileña o la sudafricana? ¿Qué tienen de especial? Te lo explicamos en este artículo.

¿Qué es un virus y cómo se produce una mutación?

Para saber cómo mutan los virus, empecemos por entender qué son. Los virus son básicamente un montón de información genética que no se reproducen como lo hacen los seres vivos pero pueden hacer copias de ellos mismos para propagar la infección. Durante este proceso se pueden producir errores y que se cree una copia imperfecta a la que llamamos mutación.

En algunos tipos de virus estos errores se producen más frecuentemente que en otros. Por ejemplo, el virus de la gripe y el del VIH mutan muchísimo más que el SARs-CoV-2.

Entre otras cosas, la rapidez de las mutaciones de un virus depende del tipo de información genética que contiene. Esta puede almacenarse en moléculas de ADN (como ocurre con nuestras células) o de ARN (el caso del coronavirus, el virus de la gripe y el del VIH). Los virus con genoma ARN mutan más frecuentemente que los de ADN. Podemos echarle la culpa a sus enzimas, que se equivocan a menudo, introduciendo cambios en la secuencia del genoma.

Y es que para multiplicarse, los virus se basan en su información genética, que funciona como un enorme manual de instrucciones en el que se explica paso a paso cómo se debe hacer la copia del virus.

Al infectar una célula, el virus introduce su información genética, con lo cual la célula recibe el “manual de instrucciones” y, sin cuestionárselo, empieza a actuar como este le indica: ella misma se convierte en una fábrica de virus.

Pero, como decíamos, las copias de los virus pueden ser imperfectas y dar lugar a mutaciones. Algunas de estas mutaciones pueden ser beneficiosas para el virus y darle más capacidad de infección. No obstante, también hay mutaciones que no provocan ninguna consecuencia importante o que incluso sean perjudiciales para la supervivencia del virus.

Diferencia entre nueva variante y nueva cepa de coronavirus

Las mutaciones, que se suceden continuamente, dan lugar a nuevas variantes. En estos casos, podemos identificar diferencias claras respecto al virus original pero las vacunas siguen funcionando contra él.

Cuando se acumulan muchas mutaciones, el virus puede cambiar tanto que escape del sistema inmune. En estos casos decimos que ha aparecido una nueva cepa. El ejemplo más común es el del virus de la gripe, que periódicamente crea nuevas cepas y, por esta razón, su vacuna se debe modificar cada temporada.

Actualmente, no hay nuevas cepas de coronavirus ya que sus mutaciones no han supuesto cambios importantes. Sí que han surgido variantes y de todas ellas las que más nos preocupan son la variante británica (B.1.1.7), la variante sudafricana (B.1.351) y la variante brasileña (P.1). Aun así, es importante seguir estudiando las mutaciones del coronavirus para ver cómo se comporta a lo largo del tiempo y qué efectos pueden llegar a producir.

¿Por qué la variante británica del coronavirus es más infecciosa y qué tiene que ver la química?

Las mutaciones se producen en los ácidos nucleicos pero sus efectos se dejan ver en las proteínas de los virus. En el caso del SARS-CoV-2, las que más preocupan a los científicos son las mutaciones que afectan a la proteína S. Esta proteína es la llave a nuestras células, además de que los anticuerpos actúan principalmente sobre ella. Por estas razones, si la proteína S registra muchos cambios podría verse afectada la transmisibilidad del virus y la efectividad de las vacunas.

En el caso de la variante británica, las mutaciones vividas por el coronavirus han aumentado su capacidad infectiva, aunque no parece que lo haga la gravedad de la infección ni que afecte a la efectividad de las vacunas.

Infección viral y química

La química nos da la explicación de por qué la variante británica del coronavirus es más infecciosa. Y es que la capacidad infectiva de un virus depende de que las proteínas puedan unirse a otras moléculas, para lo cual utilizan principalmente enlaces de hidrógeno.

Para poder infectar una célula, las proteínas del virus se unen a las proteínas receptoras por medio de este tipo de enlaces químicos. Cuanto mayor sea el número de enlaces de hidrógeno, mayor afinidad tendrá el virus por la célula y, por lo tanto, será necesaria una menor cantidad de virus para provocar la infección.

La mutación que da lugar a la variante británica se produce precisamente en el punto de unión entre el virus y la célula y provoca la aparición de nuevos enlaces de hidrógeno entre ellos. Por esta razón, aumenta su capacidad infectiva.

¿Funcionan las vacunas contra el coronavirus ante las nuevas variantes?

Todavía es pronto para saber qué efecto pueden tener las nuevas variantes del coronavirus sobre la efectividad de las vacunas. Es cierto que la acumulación de mutaciones en la proteína S puede hacer que las vacunas actuales sean menos efectivas. No obstante, en el peor de los casos hay que tener en cuenta que modificar una vacuna es más sencillo y rápido que crear una desde cero.

Además, la vacunación es clave para derrotar al virus. Esta no afecta directamente a las mutaciones pero, teniendo en cuenta que estas se generan al infectar, si se frena el ritmo de las infecciones también disminuirá la velocidad de las mutaciones

En conclusión, es necesario seguir vigilando el comportamiento del SARS-CoV-2 y ver cómo cambia, además de estudiar nuestros propios anticuerpos y su respuesta ante el coronavirus a lo largo del tiempo. No obstante, no debemos alarmarnos por que existan nuevas variantes del coronavirus ya que es un proceso normal en todos los virus.

Suscríbete para recibir todas las novedades de ZS España

Suscríbete a nuestra newsletter y sé el/la primero/a en enterarte de todas nuestras novedades.

Marketing por