CONTACTO
Lo que no sabías del fósforo: qué es el fósforo y curiosidades

24.11.2022 | Desmintiendo mitos

Lo que no sabías del fósforo: qué es el fósforo y curiosidades

¿Cómo puede ser que una sustancia reactiva sea a la vez el segundo mineral más abundante del cuerpo humano? Estamos hablando del fósforo, un elemento químico que esconde muchos secretos. Sigue leyendo este artículo si quieres conocer qué es el fósforo, cómo influye en el organismo y cinco de sus curiosidades.

¿Qué es el fósforo?

Lo primero que tienes que saber es que el fósforo es un elemento químico no metálico con el número atómico 15. De hecho, si buscas el fósforo en la tabla periódica lo encontrarás con el símbolo P. En cambio, si lo buscas en la naturaleza lo encontrarás en combinación con fosfatos inorgánicos y en organismos vivos, pero nunca en estado nativo. Esto se debe precisamente a su alta reactividad, que le empuja a unirse con un gran número de elementos diferentes. Como decíamos, en el caso de unirse con el oxígeno forma fosfatos, que son los ésteres del ácido fosfórico, formados por un átomo de fósforo unido a cuatro átomos de oxígeno.

Propiedades del fósforo

El fósforo común es sólido con textura cerosa, de color blanco y se caracteriza por tener un olor desagradable. Además, este elemento químico es insoluble en el agua y se oxida con el oxígeno, emitiendo luz. A este fenómeno se conoce como fosforescencia.

Una característica estructural interesante de muchos de los compuestos del fósforo es la formación de estructuras “tipo jaula”, es decir, estructuras moleculares tridimensionales que contienen cavidades y que en su interior retienen otras moléculas. Un ejemplo de ello es el fósforo blanco, P4.

El fósforo blanco, junto con el fósforo rojo, son las formas alotrópicas más comunes del fósforo, teniendo en cuenta que este último es más estable, menos volátil y tóxico que el primero.

¿Qué es el fósforo en el cuerpo humano?

Ahora que ya conoces qué es el fósforo debes saber que el fósforo constituye el 1 % del peso corporal de una persona y no está presente por casualidad. Sus compuestos intervienen en múltiples funciones de nuestro cuerpo humano.

Fósforo en el cuerpo humano: nuestros huesos

El calcio y el fósforo, en forma de fosfato, componen los cristales de hidroxiapatita. La hidroxiapatita es un componente fundamental para nuestros huesos y esmalte dental, que consigue aportar la dureza necesaria a nuestro organismo. Para lograrlo trabaja junto con una proteína cuyo nombre te resultará familiar: el colágeno.

Como curiosidad, la hidroxiapatita también está presente en la naturaleza, concretamente en las rocas.

Fósforo en el cuerpo humano: células

Para prevenir que nuestro organismo enferme, a nivel celular existe un componente vital en todas nuestras células: los fosfolípidos. Quizás nunca te lo habías planteado pero, como su nombre indica, uno de los compuestos que constituye los fosfolípidos es el fósforo.

Gracias a esta especie de grasa que crean los fosfolípidos en la membrana de las células, nuestro cuerpo mantiene la estructura celular, evita que entren y salgan ciertas sustancias de la célula, almacena energía y muchas otras funciones indispensables para que el organismo funcione correctamente.

Fósforo en el cuerpo humano: ADN y ARN

Otra función del fósforo en el cuerpo humano tiene relación con el origen de la vida. El fosfato es necesario para que se formen los ácidos nucleicos como el ADN y el ARN y, entre sus tareas, destaca el almacenamiento de información genética.

Fósforo en el cuerpo humano: almacenamiento de energía

La energía celular que producimos en nuestro cuerpo se almacena gracias al ATP o adenosín trifosfato. El ATP es una molécula que está compuesta por tres unidades de fosfato que, al estar formados por átomos de fósforo y oxígeno, cargados positivamente y negativamente, se repelen electrostáticamente entre sí.

Cuando nuestro cuerpo libera un grupo de fosfato aumenta el nivel de energía libre en la molécula y puede continuar realizando sus funciones como, por ejemplo, la síntesis de ADN o las proteínas.

Cantidad de fósforo en nuestro cuerpo

Debido a  que son muchos los alimentos que nos aportan fosfato a  nuestro cuerpo, es poco probable sufrir deficiencia de fósforo en el organismo. Y en caso de tener excedente en el cuerpo, el fosfato es filtrado por los riñones y expulsado en forma de orina.

5 curiosidades del fósforo

Como has podido comprobar, el fósforo es un elemento vital para el funcionamiento de nuestro cuerpo. No obstante, las curiosidades de este elemento químico van más allá. Vamos a desvelarte las 5 curiosidades más destacadas del fósforo.

  1. Fue descubierto por accidente por Henning Branden en 1669 cuando trataba de encontrar la legendaria piedra filosofal que convierte cualquier metal en oro.

Cuando estaba destilando orina con arena, se percató de que había una sustancia brillando en la oscuridad: el fósforo. Por esta razón fósforo significa en griego “portador de luz”.

  1. Del fósforo nace la palabra fosforecente cuyo significado es “emite luz por un cierto tiempo”.
  2. El fósforo juega un papel muy importante para la agricultura. Gracias a este nutriente muchas plantas crecen de forma óptima. El fósforo actúa de tal forma que los iones fosfóricos reciben la energía solar captada por la clorofila y la transportan por la planta. Es por ello que el fósforo es la base de muchos fertilizantes.
  3. A pesar de que el fosfato es un elemento necesario para el cuerpo humano, el fósforo blanco es muy dañino para la salud, pudiendo ocasionar irritaciones en los ojos, la piel y el tracto respiratorio.
  4. Los efectos del fósforo en aguas superficiales pueden ocasionar el crecimiento de organismos dependientes del fósforo, como es el caso de algunas especies de algas. Al crecer estas algas en la superficie, las que se encuentran en el fondo no pueden realizar la fotosíntesis y, como resultado, se genera un déficit de oxígeno en los ríos, lagos y embalses. Por eso es importante controlar las cantidades de fósforo que pueden llegar a los suelos y al agua.

En conclusión, el fósforo es un elemento químico necesario pero si no se manipula adecuadamente, puede llegar a ser peligroso. Sin embargo, gracias a que en la actualidad sabemos qué es y cómo afecta a nuestro cuerpo, debemos aprender a aprovecharlo de la mejor forma.

Suscríbete para recibir todas las novedades de ZS España

Suscríbete a nuestra newsletter y sé el/la primero/a en enterarte de todas nuestras novedades.

Marketing por