CONTACTO
¿Qué es el oro? Las propiedades que le dan tanto valor

24.01.2023 | Química y lifestyle

¿Qué es el oro? Las propiedades que le dan tanto valor

¿Qué es el oro? ¿Por qué el oro es uno de los metales más buscados? La respuesta se encuentra detrás de sus propiedades únicas, que tanto valor le aportan. Sin embargo, antes de empezar a conocer sus características vamos a averiguar realmente qué es y cómo se forma este metal precioso.

¿Qué es el oro?

El oro es un elemento químico de número atómico 79 y, como la plata y el cobre, se sitúa en el grupo 11 de la tabla periódica. Ahí lo encontrarás como Au, procedente del latín aurum, que significa “brillante amanecer”. Su masa atómica es de 196,9665 u. y su densidad es de 19,3 g / cm 3.

Este elemento químico en estado natural es de color amarillo, sólido y blando. Por suerte para nosotros, como no reacciona con muchos compuestos químicos, se suele conservar muy bien tanto en la corteza terrestre como en los fondos marinos y los ríos.

Otras propiedades del oro

A pesar de que ya te hemos adelantado alguna de las propiedades del oro, este metal tiene muchas otras curiosidades. Por ejemplo, aunque el oro en estado natural es de color amarillo, el hecho de que se encuentre en forma de pepitas junto con otros metales hace que pueda variar de color.

Al formar parte de los metales nobles, el oro tiene las propiedades que se le atribuyen a este grupo: no se oxida, es inalterable en el tiempo, resistente a los ácidos, dúctil y maleable. Además, como te hemos comentado más arriba, el oro se caracteriza por no reaccionar con muchos elementos químicos. Sin embargo, el mercurio es una excepción. Por eso este elemento químico ha sido utilizado a lo largo de la historia para extraer el oro.

Composición del oro

Ahora que ya sabes qué es el oro, te estarás preguntando por qué tiene tanto valor. Principalmente es debido a su escasez en la Tierra ya que aquí el oro no se forma de manera natural y, hasta la fecha, no se ha encontrado la forma de reproducirlo.

La procedencia del oro no se conoce a ciencia cierta. La teoría más extendida es que se forma en el núcleo de las estrellas supernovas que colapsan y durante la colisión de estrellas de neutrones. Los científicos creen que llegó a la Tierra en los miles de meteoritos que bombardearon el planeta hace millones de años. No obstante, muchos de estos meteoritos cayeron cuando la Tierra estaba en plena formación, por lo que la mayor parte del oro terminó en el núcleo terrestre.

Por tanto, debido a su escasez, rareza y alta demanda tiene un precio muy elevado en el mercado desde las primeras civilizaciones.

Más información sobre el oro

Como ya sabes, el oro en estado natural es de color amarillo brillante. Sin embargo, cuando se mezcla con otros componentes su color varía. Eso no significa que la calidad del oro empeore, ya que realmente la calidad se basa en los quilates de oro empleados.

Cuando se trata de oro amarillo suele ser de 18 o 24 quilates, siendo este el oro más puro. En el caso del oro blanco, se obtiene de la mezcla de oro con metales blancos como la plata y, si es oro rosa, es la mezcla de oro y cobre.

El oro se mide en quilates (kt). En España el oro de ley tiene 18 quilates, lo que significa que de 24 partes, 18 son de oro y 6 son de otros metales, normalmente plata y cobre, alcanzando el 75 % de pureza. Este es el más utilizado en joyería ya que el oro de 24 quilates, el más valioso, solo existe en forma de lingote.

Algunas aplicaciones del oro

Aunque se relaciona el oro directamente con joyas, los usos de este elemento químico se expanden a muchos otros campos.

Una de las propiedades del oro es su alta conductividad y su baja corrosión, haciendo que pueda transportar pequeñas corrientes sin llegar a oxidarse. Por esta razón, es utilizado en muchos dispositivos electrónicos como es el caso de teléfonos, calculadoras o televisiones.

Durante muchos años también se ha utilizado el oro en odontología para la fabricación de coronas, fundas o puentes dorados debido a que se caracteriza por ser un material duradero y fácil de confeccionar. Sin embargo, en la actualidad se utilizan materiales más estéticos y mucho más económicos.

Otra aplicación del oro que también tiene que ver con su biocompatibilidad se encuentra en las aplicaciones médicas. Por ejemplo, es utilizado en los cables de los marcapasos. Actualmente, se está estudiando el uso de nanopartículas de oro como transportadores de fármacos e, incluso, como agente contra el cáncer.

En conclusión, el oro es un elemento químico con unas propiedades extraordinarias, gracias a las cuales cumple múltiples funciones en muchos campos diferentes. Además, su escasez en la corteza terrestre ha hecho que a lo largo de la humanidad siempre haya tenido un valor elevado.

Suscríbete para recibir todas las novedades de ZS España

Suscríbete a nuestra newsletter y sé el/la primero/a en enterarte de todas nuestras novedades.

Marketing por