CONTACTO
Tipos de emulsionantes para cosméticos: ¿en qué les afecta y cómo usarlos?

19.03.2020 | Tendencias del sector químico

Tipos de emulsionantes para cosméticos: ¿en qué les afecta y cómo usarlos?

A la hora de formular cremas, productos capilares y maquillaje los emulsionantes son unos ingredientes básicos. Gracias a ellos, las fases acuosas y oleosas, que por su naturaleza química no se pueden mezclar, logran estabilizarse.

La mezcla de estas sustancias a priori inmiscibles tiene lugar gracias a que los emulsionantes tienen dos extremos: uno polar y otro apolar. Cada uno de estos extremos se sienten atraídos hacia una de las dos fases: el polar hacia la fase acuosa y el apolar hacia la grasa. Los emulsionantes para cremas impiden que las gotas dentro de una misma fase se junten entre sí y así provocan que el agua y las grasas se mezclen formando una emulsión.

A día de hoy, la industria cosmética ofrece una gran variedad de tipos de emulsionantes, que se ajustan fácilmente a los requisitos de cada producto. Aún así, para saber cuál es el mejor emulsionante para cremas y otros cosméticos debes tener algunos aspectos en cuenta, ya que el tipo de emulsionante que elijas impactará directamente en las características sensoriales y físico-químicas del producto final.

¿Cuál es el mejor emulsionante para cremas?

Los emulsionantes van a definir aspectos claves de la formulación. Por eso el mejor emulsionante para cremas dependerá de las características de las que quieras dotar a tu emulsión.

Normalmente, para categorizar los tipos de emulsionantes se tiene en cuenta la emulsión que se obtendrá. Esta puede ser de fase externa agua (O/W o Oil in Water) o de fase externa aceite (W/O o Water in Oil).

Los cosméticos O/W son más ligeros y más fáciles de absorber para la piel. Por está razón, la mayoría de cremas faciales utilizan una fórmula de aceite en agua. En cambio, para las zonas del cuerpo que necesitan una mayor hidratación se buscan cremas más untuosas. Para ello se utiliza una emulsión W/O, es decir, de agua en aceite.

Otros aspectos afectados por los tipos de emulsionantes para cosméticos

Los emulsionantes para cremas también afectarán a la textura final del producto, de forma que puedes variar la textura de la formulación simplemente cambiando los tipos de emulsionantes. Además, dependiendo de los ingredientes con los que se mezclan y de la fórmula, la textura de la emulsión variará: puede ser más fluida, más espesa, tipo mousse, etc.

También debes ser consciente de que no todos los emulsionantes tienen las mismas compatibilidades. Por ello, según el tipo de emulsionante elegido, podrás introducir unos u otros ingredientes en tu emulsión.

Por otro lado, los técnicos de la industria cosmética deben tener en cuenta los tipos de emulsionantes elegidos a la hora de decidir cómo enfocar el trabajo de formulación. Por ejemplo, si el emulsionante es líquido pueden valorar un método de trabajo en frío pero si es sólido se verán obligados a calentarlo para poder hacer la emulsión.

Algunos tipos de emulsionantes que facilitan el trabajo de los técnicos, especialmente aquellos que no requieren emulsionador ni factores de consistencia. Nuestro autoemulsionante EO y PEG free ZETEMULS HC PLUS es altamente recomendado para formular productos capilares con propiedades acondicionadoras. Repara la cutícula y es útil tanto en productos leave-on como rinse-off. 

Para desarrollar ZETEMULS HC PLUS hemos tenido en cuenta las tendencias del mercado sin dejar de lado la efectividad. Por eso, este emulsionante presenta un Índice de Origen Natural de 0,94 según la ISO 16128, siendo todas las materias primas que lo componen rápidamente biodegradables. Está enriquecido con Myristyl Lactate, un emoliente que facilita el peinado y aporta un potente efecto reparador del cabello.

Las emulsiones estudiadas a diferentes concentraciones de ZETEMULS HC PLUS son muy estables en condiciones diversas, lo que unido a su poder acondicionador y reparador, lo convierte en una buena oportunidad para el sector del hair care doméstico y profesional.

Emulsionantes naturales para cremas

No se puede negar que la cosmética natural es una de las grandes tendencias del mercado. Por esta razón, muchos formuladores buscan emulsionantes naturales para sus productos cosméticos. Estos suelen utilizar ingredientes de origen vegetal como la cera de abeja o el aceite de oliva.

Gracias a los avances en la industria cosmética, a día de hoy los emulsionantes naturales son tan efectivos como los de origen sintético. Por ejemplo, PROTELAN NMF, con ingredientes de origen vegetal y certificado para Cosmos, tiene un alto poder hidratante y dispara las características sensoriales de la emulsión al otorgarle un tacto sedoso. Es compatible con una gran cantidad de lípidos y muy fácil de utilizar. Se puede aplicar tanto en la formulación de cremas corporales como en productos de cuidado facial y capilar.

Como hemos comentado más arriba, cada emulsionante dotará a tus productos finales de unas propiedades concretas, así que no dudes en contactar con nuestros técnicos especializados si quieres que te ayudemos a formular el emulsionante idóneo para tus necesidades.