CONTACTO
¿Qué es el nitrógeno? 5 cosas que no conocías sobre el nitrógeno en tu día a día

11.03.2020 | Química y lifestyle

¿Qué es el nitrógeno? 5 cosas que no conocías sobre el nitrógeno en tu día a día

A pesar de que el nitrógeno nos rodea y compone alrededor del 80 % del aire que respiramos, pocas veces nos damos cuenta de su presencia, ya que es inodoro, incoloro e insípido. Aún así se trata de un elemento químico indispensable para la vida. Por eso hoy queremos romper con la invisibilidad del nitrógeno y darle el protagonismo que se merece. Sigue leyendo si quieres saber qué es el nitrógeno y para qué sirve.

5 cosas que no sabías del nitrógeno

1) El nitrógeno en química

Para entender qué es el nitrógeno en química nos ayudamos de la tabla periódica concebida por Mendeléyev. En ella el nitrógeno se representa con el símbolo N y se encuentra en el grupo 15, periodo 2. Su número atómico es 7, lo cual significa que en cada uno de los átomos de nitrógeno hay 7 protones.

El nitrógeno es un elemento no metálico. Como el resto de los no metales, no es un buen conductor de la electricidad ni del calor. Además, los no metales no se pueden estirar ni laminar, ya que son demasiado débiles. Por otro lado, sus propiedades químicas son muy diversas, al contrario que los metales.

2) El nitrógeno siempre va en pareja

El nitrógeno se suele presentar en forma de gas. En condiciones normales de temperatura y presión dos átomos de nitrógeno se unen para formar una molécula de dinitrógeno (N2), el gas diatómico que forma la mayor parte del aire que respiramos. De este modo, se convierte en el elemento no combinado más abundante en la atmósfera de la Tierra.

3) El nitrógeno y las auroras boreales

Como hemos comentado, la atmósfera está formada principalmente por nitrógeno (78 %) y por oxígeno (21 %). Estos gases son los que provocan los llamativos colores de la aurora boreal, un espectacular fenómeno natural que ocurre cuando las partículas solares cargadas interaccionan con los elementos de nuestra atmósfera.

El oxígeno es el elemento más fácil de ionizar. Por eso, aunque no sea el gas más abundante es el que provoca el color más común en las auroras boreales: el verde. También puede provocar tonos rojizos cuando se reciben mayores cantidades de energía, pero esto no es tan frecuente.

Por otro lado, el nitrógeno produce colores rosáceos o púrpuras, observables solo en auroras muy intensas. Aparecen en las zonas más bajas de las auroras y suelen ir acompañados de movimientos rápidos. Incluso en ocasiones las partículas solares pueden desligar uno de los electrones de los átomos de nitrógeno. Entonces producen auroras de color azulado, muy poco frecuentes y difíciles de apreciar.

4) ¿Para qué es el nitrógeno?

Sin embargo, el nitrógeno juega un papel mucho más importante en nuestra vida ya que es un componente esencial de los aminoácidos y de los ácidos nucleicos, ambos de vital importancia para los seres vivos.

Además, es el nutriente mineral que más efecto produce en el crecimiento de las plantas. Esto tiene consecuencias en el equilibrio de los ecosistemas, ya que todos los organismos dependen directa o indirectamente de ellas. Por esta razón, muchos de los fertilizantes que se utilizan hoy en día contienen compuestos del nitrógeno. Normalmente en forma de nitratos, que pueden ser absorbidos por las plantas.

Como dato curioso, ¿sabías que las plantas carnívoras viven en entornos pobres en nitrógeno? Por eso comen insectos: así pueden paliar el déficit de nitrógeno.

5) Otros usos del nitrógeno

El nitrógeno también se utiliza como refrigerante y en la elaboración de amoniaco. A su vez este permite la producción de fertilizantes, ácido nítrico, urea e incluso explosivos. Y es que algunos de los compuestos del nitrógeno son increíblemente reactivos.

El óxido nitroso, popularmente conocido como el gas de la risa, también se basa en este elemento químico. ¿Sabías que este gas, mezclado con oxígeno, se utiliza como anestesia en cirugía?

Por otro lado, seguro que te has preguntado alguna vez por qué van tan hinchadas las bolsas de patatas fritas. ¡Si solo llevan aire! Bien, eso no es totalmente cierto. Lo que llevan las bolsas en su interior no es “aire” sino nitrógeno en estado gaseoso. El gas ayuda a que las patatas fritas se mantengan frescas y crujientes. Además, al ir envasadas en esas bolsas infladas hace que se mantengan enteras y sean más resistentes a golpes y caídas.

Un elemento creador de vida y destructor

Como puedes ver, por muchos motivos sin nitrógeno no existiría vida. Sin embargo, aunque parezca paradójico, si nuestra atmósfera estuviera únicamente formada por nitrógeno la vida no tendría ninguna oportunidad: en un entorno compuesto por nitrógeno puro los seres vivos mueren y hasta el fuego se extingue.

Y es que el nitrógeno es un elemento con dos caras. Puede crear vida y también destruirla. A lo largo de la historia, el nitrógeno se ha utilizado en guerras y, si no se utiliza bien, puede ser contaminante. Pero, como siempre decimos, la química no es más que una herramienta en manos del ser humano y depende de nosotros los fines con la que la utilizamos. Sea como sea, no podemos evitar que la química nos rodee.