CONTACTO
COVID-19: ¿Por qué es importante lavarse las manos?

08.04.2020 | Química y lifestyle

COVID-19: ¿Por qué es importante lavarse las manos?

No hace tanto tiempo se creía que las enfermedades estaban provocadas por trastornos en los humores o incluso por castigo divino, con lo cual no quedaba más que resignarse al destino y sobrellevarlo lo mejor posible. Pero hoy en día sabemos que muchas de ellas se deben a los gérmenes y que, por lo tanto, se pueden evitar mediante unas medidas de higiene correctas. En el caso del nuevo coronavirus, las autoridades insisten en que lavarse las manos es una de las formas más efectivas de prevenir la enfermedad.

¿A qué se debe la importancia del lavado de manos?

La explicación reside en la estructura del coronavirus, que básicamente tiene tres elementos: el material genético (ARN), las proteínas (responsables de que se introduzca en las células y las infecte) y la envoltura vírica, que rodea y protege al virus. Esta membrana está formada por lípidos que, además de ser muy sensibles a los cambios en la humedad y temperatura, tienen un gran enemigo: el jabón. Los jabones y el resto de tensioactivos disuelven la grasa, dejando al coronavirus sin su envoltura vírica y, por lo tanto, desprotegido.

Los tensioactivos disuelven la grasa gracias a su estructura química. Las moléculas de jabón cuentan con dos partes: un extremo hidrofílico, que atrae el agua, y otro hidrófobo, que atrae las grasas. Por esta razón, pueden encapsular la suciedad de la piel y solubilizarla en el agua.

La importancia del lavado de manos es tan alta porque con ellas tocamos muchas superficies, en las que el coronavirus puede permanecer activo durante un tiempo determinado. Si nuestras manos entran en contacto con esas superficies contaminadas, o fómites, todavía no estamos infectados, ya que el coronavirus no es capaz de atravesar la piel. Sin embargo, sí que puede entrar en nuestro cuerpo a través de la boca, la nariz y los ojos. Solemos tocarnos la cara una vez cada 2-5 minutos, con lo cual puedes hacerte una idea de por qué es importante lavarse las manos a menudo.

¿Cómo lavarse las manos correctamente?

Para asegurarnos de que hemos eliminado el virus por completo, no sirve con un rápido enjuague sino que debemos lavarnos las manos de forma exhaustiva. Para empezar, el lavado de manos debería durar entre 40 y 60 segundos. Además, debemos asegurarnos de frotar toda la superficie de las manos, incluyendo el dorso, el espacio entre los dedos y debajo de las uñas.

Una vez hayamos aclarado con agua, tenemos que ir con cuidado con lo que tocamos. Por eso es preferible que nos sequemos las manos con una toalla de un solo uso y que evitemos tocar grifos, picaportes o incluso el móvil, si no tenemos la certeza de que están libres de virus.

Como alternativa al jabón, se pueden utilizar geles desinfectantes, que inutilizan las proteínas del coronavirus, con lo cual ya no es capaz de infectar otras células. Sin embargo, estos geles se recomiendan únicamente cuando no es posible el lavado de manos con agua o jabón. Y es que los geles desinfectantes son menos respetuosos con la piel y eliminan parte de su barrera lipídica.

Cuidar la piel durante y tras el lavado de manos

Como nos estamos lavando mucho las manos, es posible que la piel se reseque y se irrite. Una de las maneras de cuidar nuestra piel es utilizar jabones syndet o sin jabón, ya que estos son tan efectivos como cualquier otro jabón pero ayudan a mantener la hidratación de la piel y a restablecer el estrato córneo.

Los jabones syndet, además de utilizar tensioactivos de baja detergencia (es decir, más suaves), suelen incluir en su fórmula ingredientes emolientes, humectantes y calmantes. Por eso son especialmente recomendados para las pieles más sensibilizadas o con patologías concretas, para pacientes oncológicos y para bebés.

Por otro lado, después de lavarse las manos es importante utilizar cremas hidratantes, que ayudan a reconstruir la barrera protectora. Y es que, aunque el coronavirus no puede atravesar la piel, las fisuras y heridas sí que se contemplan como una posible vía de contagio. Por eso, los productos cosméticos que incluyen emolientes e hidratantes son el complemento perfecto al lavado de manos.

Como puedes ver, las medidas de higiene como el lavado de manos son una de las maneras más sencillas, baratas y efectivas de prevenir el coronavirus y evitar que se propague una enfermedad. Los productos químicos con los que contamos en la actualidad nos ayudan a mantener la higiene de forma segura, además de que nos permiten cuidar al mismo tiempo la salud de nuestra piel.