CONTACTO
¿Qué es el coronavirus, cómo se contagia y cómo prevenirlo?

23.03.2020 | Desmintiendo mitos

¿Qué es el coronavirus, cómo se contagia y cómo prevenirlo?

Estas últimas semanas no hablamos de otra cosa que no sea el coronavirus y la crisis sanitaria mundial que ha provocado. Es normal. Nadie de los que estamos leyendo esto nos habíamos tenido que enfrentar a una pandemia anteriormente. Por eso queremos aportar nuestro granito de arena y ayudarte a entender qué es el coronavirus y la enfermedad que causa: el COVID-19.

Aunque ha disparado las alarmas en todo el mundo, el coronavirus por sí mismo es una partícula bastante simplona. De hecho, cuando los virus están fuera del cuerpo humano, o de cualquier ser vivo infectado, ni se mueven, ni se alimentan, ni se reproducen… No hacen absolutamente nada. Solamente se quedan a la espera de que llegue un huésped al que pueda infectar. Parece mentira que algo tan minúsculo e inerte nos cause tantos problemas, ¿verdad?

¿Cómo se contagia el coronavirus?

El problema viene cuando el virus consigue entrar en nuestro organismo, a través de las mucosas, los ojos, la nariz o la boca. Este coronavirus no es capaz de atravesar la piel pero te puedes infectar si tocas una superficie contaminada con virus y luego te tocas la cara o si te alcanzan las gotitas que expulsa una persona enferma al toser o exhalar.

Una vez dentro de nuestro cuerpo, los virus pueden alcanzar diferentes partes del organismo. Esta cepa de coronavirus en particular afecta al sistema respiratorio. El motivo lo encontramos en la estructura del virus.

A estas alturas todos tenemos en nuestra mente la imagen del coronavirus, incluyendo esa especie de púas que sobresalen de su cuerpo. Estas son las proteínas del virus, las que utiliza para colarse en las células de tu cuerpo.

En contacto con las proteínas del coronavirus, nuestras células respiratorias se creen que el virus es una de ellas y lo dejan pasar. Una vez dentro, la célula infectada empieza a copiar el material genético del virus (que, recordemos, por él mismo no es capaz de hacerlo) y este empieza a multiplicarse dentro de nuestro cuerpo.

Por eso es tan importante prevenir el coronavirus y librarnos de él ANTES de que entre a nuestro cuerpo. 

Prevenir el coronavirus

Como te contábamos hace poco a través de nuestro Instagram, las medidas para prevenir el coronavirus que los expertos y las autoridades sanitarias nos recomiendan tienen una explicación científica detrás. 

Es muy importante que mantengamos las distancias entre nosotros, ya que la forma más directa de contagiarse con el coronavirus es a través de las secreciones respiratorias de una persona infectada. Pero, además, estas gotitas con carga vírica pueden alcanzar objetos o superficies y el coronavirus resistirá ahí durante un tiempo. El período que pueden sobrevivir los virus fuera de su huésped depende de varios factores, como la temperatura y humedad ambiental y el tipo de material de la superficie.

Prevenir el coronavirus con jabón

Por suerte, el coronavirus es un virus particularmente endeble y podemos deshacernos fácilmente de él. Pero para ello son imprescindible las medidas de higiene. Los virus están envueltos por una membrana lipídica, es decir, de grasas. Podemos deshacer la grasa gracias a unas sustancias llamadas tensioactivos, que habitualmente se incluyen en los geles, jabones de manos y otros productos de limpieza. Su poder detergente se debe a que los tensioactivos tienen dos extremos: uno, hidrófilo, que atrae el agua y el otro, hidrófobo, que atrae los lípidos.

Los tensioactivos crean unas esferas llamadas micelas. El extremo hidrófobo se sitúa mirando hacia el interior de la esfera y el hidrófilo, hacia el exterior. De este modo, encapsulan la grasa y la disuelven. Adiós virus: se acaba de quedar sin su membrana protectora y es arrastrado por el agua.

Lo mejor de usar tensioactivos para prevenir el coronavirus es que cualquiera solubiliza la envoltura lipídica del virus, así que puedes utilizar cualquier jabón o gel de ducha, incluyendo aquellos tipo “syndet”. Los jabones “syndet”, o sin jabón, no son tan agresivos por lo que son los más recomendados para quienes tienen la piel más sensible.

Debes tener en cuenta que para que sea efectivo tienes que lavarte las manos durante 40 segundos como mínimo y de un modo exhaustivo. Además, ten cuidado con lo que tocas después porque si te lavas las manos y después tocas un grifo, un picaporte o simplemente el móvil y estos están contaminados con virus, tu lavado de manos no habrá servido de nada.

Geles hidroalcohólicos para prevenir el coronavirus

Como alternativa al jabón se pueden utilizar geles desinfectantes, que inactivan el virus de un modo diferente a los jabones y demás tensioactivos. Mientras que el jabón solubiliza el virus, los geles desinfectantes contienen alcohol, que desnaturaliza las proteínas del coronavirus. Esto significa que cambia los enlaces químicos de las proteínas del virus, transformándolas en algo diferente, por lo que ya no es capaz de penetrar en las células de tu cuerpo.

El gel hidroalcohólico se recomienda únicamente cuando las manos no están visiblemente sucias, como complemento al lavado con agua y jabón o cuando no se tenga acceso a él. Por lo tanto, siempre que puedas lávate las manos con agua y jabón que, además de ser más respetuoso con la piel, es más económico.

Si utilizas geles desinfectantes para lavarte las manos, dedícale entre 20 y 30 segundos. Al igual que con el jabón, debes asegurarte de frotar y limpiar todas las zonas, incluyendo los dedos y los huecos entre estos, la palma y el dorso de las manos. Además, tienes que esperarte a que las manos estén completamente secas antes de tocar cualquier cosa.

Prevenir el coronavirus en el hogar

En cuanto a la limpieza del hogar, prácticamente cualquier producto de limpieza incluye tensioactivos y te servirá para prevenir el coronavirus. Por eso, limpia la casa de manera exhaustiva pero utilizando los productos habituales. No vale la pena que mezcles diversos productos de limpieza. Al contrario, hacerlo es peligroso porque puedes provocar una reacción química y causar un accidente.

Lo mismo ocurre con los detergentes para ropa. Destruyen la membrana de grasa del coronavirus porque incluyen tensioactivos, así que con un lavado normal es suficiente. No es necesario que laves la ropa a alta temperatura o con programas más largos de lo normal. Es cierto que en los hospitales lo hacen así pero porque en el entorno sanitario deben asegurarse de destruir todo tipo de gérmenes, no solo el coronavirus.

Para las superfícies delicadas y los objetos en los que no esté recomendado el uso de tensioactivos, puedes utilizar alcohol o lejía diluida. Como hemos mencionado, los alcoholes inactivan el coronavirus al desnaturalizar sus proteínas.

En resumen, en cuanto a la limpieza del hogar lo más recomendable es que utilices los productos habituales, siguiendo las instrucciones del fabricante. De este modo, te asegurarás de prevenir el coronavirus sin dañar tus muebles.

Para terminar, insistimos en la importancia de seguir las indicaciones de los organismos oficiales y sanitarios. Si entiendes qué es el coronavirus y cómo funciona, comprenderás por qué debemos quedarnos en casa y frenar la curva de contagios, toser y estornudar en el codo o en pañuelos desechables y extremar las medidas de higiene. En estos momentos debemos ser responsables, especialmente por todas aquellas personas cuyo sistema inmunológico no es tan fuerte y a las que el coronavirus va a golpear con más fuerza.